Ya se va el verano y comienza una estación donde el frío, la humedad y los días cortos de luz predominan.  Este cambio resulta duro para las personas y como no va a ser menos, también para las mascotas, sobre todo para los gatos, ya que durante los meses de frío la prevalencia de enfermedades infectocontagiosas aumenta considerablemente y esto puede suponer un peligro para su salud.

En este artículo os comentamos cuáles son las enfermedades más comunes en esta época del año que comienza: el otoño.

Enfermedades más comunes en otoño

Como ya hemos comentado, en otoño predomina el frío, aumenta la humedad en el ambiente y los días son más cortos, lo que provoca un aumento de probabilidad de que nuestro gato pueda verse afectado por una enfermedad que perjudique a la salud del mismo.

Hay diversas enfermedades que debemos tener en cuenta, pero sobre todo hay que tener claro que todas pueden afectar a todas clases de gatos, independientemente de la edad que tenga, pero siempre prestando más atención a los gatos más vulnerables, que suelen ser los cachorros, los ancianos y los que ya padecen alguna enfermedad.

Enfermedades respiratorias

Las enfermedades más comunes en esta época del año son aquellas que afectan a la vía respiratoria del animal, como la Rinotraqueitis y el Síndrome Respiratorio  felino.  Ambas son enfermedades respiratorias altamente contagiosas que normalmente no comprometen la vida del animal, pero que si no son detectadas a tiempo pueden volverse crónicas o dejar secuelas que podrían ser peligrosas, incluso pudiendo provocar la muerte del animal.

Los síntomas que suelen darse en este tipo de dolencias son: estornudos, úlceras en la lengua,  inflamaciones, irritaciones en la zona nasal y tos, fiebre, apatía, lagrimeo o mucosidad nasal. Si tu gato tiene estos síntomas debes llevarlo de inmediato al veterinario. No obstante, la mejor forma de solventar esta enfermedad es su prevención. Para ello, debemos controlar el frío que pasa el animal y la ventilación del hogar, ya que el exceso de calefacción puede ser perjudicial debido a la disminución de la humedad ambiental.

gatos otoño

Para prevenir este tipo de enfermedades,  lo que siempre se aconseja para prevenir estas enfermedades es mantener al animal vacunado correctamente. Las vacunas no curan la enfermedad pero ayudan a bajar la gravedad de la misma.

Otra de las enfermedades respiratorias que más suelen aparecer en esta época del año es la Traqueobronquitis infecciosa o también llamada “tos de la perrera”. Esta enfermedad es  tratable y principio no reviste de gran importancia pero si no se trata debidamente o a tiempo puede llegar a ser grave.

Parásitos

En esta época del año también  aumenta el ataque de parásitos como las pulgas o las garrapatas, ataque que a simple vista no puede ser de importancia, pero que a través de él se pueden transmitir enfermedades altamente peligrosas.

Para evitarlos debemos desparasitar adecuadamente a nuestro gato, además de facilitarle un lugar o un espacio libre de estos insectos.

Esto reviste de mayor importancia para aquellos gatos que suelen darse excursiones fuera de casa, aunque eso no quita que los gatos que están continuamente en casa también deban estar prevenidos en este aspecto.

Leishmaniosis

Una de las enfermedades más peligrosas para el animal, la leishmaniosis es contraída a través de la picadura de un mosquito. Si que es verdad que estos mosquitos suelen vivir en la época de verano pero puede aparecer meses más tarde, por lo que la estación de otoño es el momento ideal para realizarle un análisis de sangre al animal para saber si ha contraído la enfermedad y si es así tratarle cuanto antes.

Panleucapenia

Si estamos prestando atención a las enfermedades contagiosas, está no se nos puede pasar y es que esta dolencia es una de las más infecciosas. Causada por un virus que afecta a cualquier edad del gato, sí que es cierto que son más sensibles aquellos que tienen menos de un año y los que están enfermos o no vacunados.

La Panleucapenia se contagia a través del contacto directo con animales enfermos o con secreciones de los mismos y los síntomas que se desarrollan son: depresión, pérdida apetito, fiebre alta, letargo, vómitos y deshidratación.

i tu gatos muestran estos síntomas debes llevarlo de inmediato al veterinario para ser tratado lo antes posible. El mejor consejo es prevenir la enfermedad y para ello se debe tener vacunado correctamente al gato.

Artrosis

La artrosis es una dolencia que suele afectar a determinados gatos. El otoño no es el causante de la misma, pero sí que acentúa sus síntomas, por lo que durante esta estación el animal presenta más dolor en las articulaciones e incluso disminución de la movilidad de ellas.

Por ello, debemos estar más atentos al cuidado de estos animales, teniendo en cuenta además de que si el  felino se moja tendremos que secarlo rápidamente para que el dolor no se acentúe.

Pelaje

En esta época del año es cuando el pelo del animal muda, pues cambia el pelo fino del verano por uno más grueso que le protege del frío. Esta muda puede favorecer a la aparición de bolas de pelo en la garganta del animal, por lo que es fundamental proporcionarle a nuestro felino un cepillado constante, ayudándole así a la muda y evitando esas incomodas  bolas de pelo.

enfermedades comunes gato

Como ya habéis podido apreciar,  la época de frío es muy peligrosa para nuestro gato, por lo que una correcta prevención, en la que se hace imprescindible acudir a nuestro veterinario lo antes posible, y una vacunación al día puede salvarle la vida.

*Advertencia. El artículo de Rexpetfood.com muestra opiniones y recomendaciones del equipo profesional de Agroveco, no son diagnósticos. Para cada caso o problema particular, os recomendamos que contactéis con un profesional que haga el diagnóstico “in situ”.

 

shares
Abrir chat